El estado soy yo (Video)

Fotografia - Senado de la Republica

Por Pedro Ferriz de Con

El sábado pasado, Enrique Peña Nieto entregó su sexto informe de gobierno a la nueva legislatura, la cual lo recibió para cumplir con el trámite, pero aprovechó para enseñar su nuevo sello: el de la mayoría total e intolerante de MORENA

El sábado pasado, Enrique Peña Nieto entregó su sexto informe de gobierno a la nueva legislatura, la cual lo recibió para cumplir con el trámite, pero aprovechó para enseñar su nuevo sello: el de la mayoría total e intolerante de MORENA.

Con gritos, porras a Andrés Manuel López Obrador y un Porfirio Muñoz Ledo cerrado a dejar hablar a voces discordantes, la 64 legislatura augura una entrega total al próximo Presidente de la República.

La labor del Congreso, aseguró, quien ha sido muchas veces diputado y senador, que ha sido pieza clave en las últimas décadas en México, participante de primera fila de la política mexicana en dos siglos, es transformar a México.

“Vivimos hoy la refundación de la República. El Pueblo de México nos ha otorgado a sus representantes el mismo mandato, aunque en funciones diferentes, la cuarta transformación del país” dijo.

Para después conducir la primera sesión del nuevo Congreso con la intolerancia que les da, a los de Andrés Manuel, tener un control absoluto.

Los suyos, los diputados y senadores de Morena, apagaron las criticas de priistas, panistas y perredistas a gritos y pancartas. Cada señalamiento crítico a Andrés Manuel fue callado con gritos y abucheos, clásico actuar de quien se sabe mayoría.

La transformación ya comenzó en el legislativo, una nueva mayoría llegó, la misma que hace algunos años tomaba la tribuna, prohibía el paso al Presidente y reventaba sesiones. La cuarta transformación ya está aquí.