Ahora les interesa

Por Pedro Ferriz de Con

No obstante que durante sus años de oposición nunca participó en los diálogos convocados por el gobierno, Andrés Manuel López Obrador reconoció la decisión de los priistas de no bloquear las iniciativas que envíe al Congreso de la Unión.

No obstante que durante sus años de oposición nunca participó en los diálogos convocados por el gobierno, Andrés Manuel López Obrador reconoció la decisión de los priistas de no bloquear las iniciativas que envíe al Congreso de la Unión.

El presidente electo celebró que los legisladores del PRI hayan ofrecido no “obstruir los cambios” venideros con el próximo gobierno federal y se pronunció por que “no haya pleitos” en el Congreso de la Unión.

“¡Qué bueno que sea así! Que se pongan de acuerdo, que haya armonía, que no haya pleito. Se necesita la reconciliación nacional para sacar adelante a México”, subrayó el próximo mandatario luego de reunirse con algunos integrantes del próximo gabinete federal para analizar el presupuesto de las dependencias que conformarán su administración.

El pasado día 1, durante el arranque de la 64 Legislatura, Claudia Ruiz Massieu, presidenta nacional del tricolor, enfatizó que tanto los diputados como senadores priistas no obstruirán los cambios que beneficien a México.

“En todo aquello que beneficie al pueblo, la calidad de nuestras familias y que siga el avance de los intereses de México, el próximo gobierno contará con los grupos parlamentarios del PRI.

López Obrador tendrá así un arranque de ensueño, con su partido como mayoría y el compromiso de la oposición de estar a la altura de las necesidades del pueblo de México. No hay pretexto para la transformación.