Polvorín inoportuno.

Por Pedro Ferriz de Con

Pese a estar dormida por varios años, alguien sacudió el panal y la UNAM está mostrando que puede ser un factor de desestabilización al inicio de un gobierno.

Pese a estar dormida por varios años, alguien sacudió el panal y la UNAM está mostrando que puede ser un factor de desestabilización al inicio de un gobierno.

Producto de una agresión de porros en contra de estudiantes de bachillerato que se manifestaron este lunes en CU, 22 planteles de la máxima casa de estudios realizaron un paro de 48 horas en protesta por esas agresiones.

Los manifestantes universitarios analizan que el paro se pueda ampliar a 72 horas, lo que representaría que la UNAM entrara en una crisis que de no detenerse pronto, se podría convertir en uno de los primeros factores de conflicto social del nuevo gobierno.

Por lo pronto el rector de la UNAM, Enrique Graue había convocado a un mensaje público el cual fue cancelado una hora antes, después de que algunos sectores estudiantiles habían denunciado que el rector pretendía declarar que la movilización estudiantil ante la agresión no existía.

“Se metieron con la gente equivocada” gritaban algunos estudiantes que se marcharon de diversas facultades a la explanada de rectoría exigiendo una investigación seria por la agresión y la expulsión de los porros de la UNAM.

Por lo pronto, la UNAM informó de la expulsión de 18 individuos inscritos en la Universidad tras comprobarse su participación en las agresiones que dejaron varios estudiantes lesionados.

La UNAM dormía y será muy peligroso si la despiertan de esa manera.