NAICM. El robo perfecto de sexenio (Video)

Por Pedro Ferriz de Con

El nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México que se construye en Texcoco ha generado un enfrentamiento de cifras entre la actual administración y el futuro gobierno federal.

El nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México que se construye en Texcoco ha generado un enfrentamiento de cifras entre la actual administración y el futuro gobierno federal.

Primero se alegó que la terminal aérea costará mucho más que lo proyectado y ahora, el próximo Secretario de Comunicación y Transportes, Javier Jiménez Espriú y la gerencia del proyecto de construcción de la empresa encargada de la edificación, Parsons, se enfrascaron en un debate sobre el avance de la obra.

Ayer, el futuro funcionario del gobierno de López Obrador informó que el verdadero avance del aeropuerto en Texcoco apenas alcanzaba el 20 por ciento y no el 31 por ciento como habían informado los encargados de la obra.

Ahora, la gerencia de la empresa rechazó esa aseveración y dijo que ellos llevan avanzado una tercera parte del aeropuerto.

La empresa Parsons dijo que cada mes se reporta el avance de las obras, y esta cifra está avalada por las mejores prácticas internacionales de medición en planeación, diseño, construcción, transición aeroportuaria e indirectos.

Este debate nos indica, que aunque se decida seguir con Texcoco o se opte construir dos pistas en Santa Lucía, la actual construcción avalada por el Gobierno de Peña Nieto debe de ser revisada, urge identificar si además de la viabilidad técnica del proyecto, la corrupción no se haya convertido en un dique que esté atrasado su construcción.