Tren Maya (Video)

Por Pedro Ferriz de Con

Es bien sabido que el principal obstáculo para la construcción de grandes obras de infraestructura en México no es el recurso económico, sino las protestas que ponen los pobladores donde pasarán los proyectos.

Ya pasó en el sexenio de Fox con la construcción fallida del aeropuerto con la comunidad de Atenco y en otros estados como Chiapas, que simplemente los pobladores no han permitido obras.

Pues ahora, que ya se tiene todo acordado para construir el Tren Maya, empiezan a surgir voces que advierten sobre la dificultad que significará negociar con los habitantes de la selva lacandona.

Por lo pronto, el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador aseguró que el proyecto del Tren Maya tiene aceptación entre las comunidades de la zona, ya que hasta ahora la inversión se ha centrado en la Riviera Maya y el sureste del País quedó en el abandono.

“Ya hay consultas en las comunidades, ejidatarios y pequeños propietarios y sí hay aceptación. La gente quiere esto para el sureste, porque, si vemos el mapa, podemos resumir que en los últimos 30 años el desarrollo se ha centrado en la Riviera Maya, en la punta, en Cancún, el resto del sureste quedó en el abandono”, dijo en un mensaje luego de una reunión con Gobernadores constitucionales y electos del sureste de México en Palenque.

López Obrador aseguró que la construcción del Tren Maya representará empleos para la región.

“Es una inversión pública federal que no se había dado en mucho tiempo, serán entre 120 y 150 mil millones de pesos”, dijo.

Desde Palenque, el político tabasqueño reiteró que la meta en su Administración será crecer al doble en el País, es decir, un promedio del 4 por ciento anual.

Veremos los dotes de la próxima administración para negociar y no solamente para gastar.