#AudioColumna: La generación de dos sismos.

Por Alberto Garcia Sarubbi

México, Distrito Federal. 7:19 de la mañana. Un terremoto de 8.1 grados se registró. En cuestión de segundos, la capital de México fue sacudida y devastada. Los muertos, de manera extraoficial sumaron más de 20 mil.

32 años después, la historia se repitió.

Una de la tarde con 14 minutos, la Ciudad de México se volvió a cimbrar. 7.1 grados. Un nuevo terremoto. El mismo día, el mismo dolor. Casi 150 personas fallecidas, lo más trágico, niños el colegio Rebsamen.

Este miércoles 19 de septiembre de 2018, un año después y 33 años más tarde, la Ciudad de México se despertó con el luto en el alma, con la indefinición de a qué hora recordar a quienes se fueron con los dos terremotos.

Formo parte de la generación de dos sismos. Difícil de identificar la hora donde levantar la oración por los mexicanos que se fueron pero que también por los que lucharon piedra por piedra, para rescatar a miles que quedaron en los escombros.

Las 7:19 como las 13:14 horas son dos horarios en el reloj que siempre detendrán la memoria de los capitalinos y de habitantes de otros estados.

Hoy recordamos a un año, a 33 años, que la Ciudad de México cayó ante los sismos pero también se levantó para seguir orando y recordando a los que se fueron.

Soy afortunado de pertenecer a la generación de dos sismos. Por eso hoy una oración y un puño en alto por quienes se fueron un 19 de septiembre.

@agsarubbi