Constructores de NAIM no demandarán, trabajarán con gobierno (video)

Por Pedro Ferriz de Con

Andrés Manuel López Obrador empleó toda su capacidad negociadora y prometió contratos para que no sea demandado por la cancelación del aeropuerto internacional en Texcoco.

Andrés Manuel López Obrador empleó toda su capacidad negociadora y prometió contratos para que no sea demandado por la cancelación del aeropuerto internacional en Texcoco.

Al reunirse con los empresarios afectados por la cancelación del proyecto, el Presidente electo dijo que las empresas constructoras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México “se portaron muy bien” y no demandarán, tampoco se ampararán, ni cobrarán multas por la cancelación de la contracción de la obra.

Dijo que a partir de mañana comenzarán a estudiar alternativas para que participen en otros proyectos “pues el volumen de obra que tienen contratado en el NAIM se puede llevar a cabo en Santa Lucía y en la rehabilitación de los aeropuertos de la Ciudad de México y Toluca”.

Además, comentó, también podrían colaborar en las obras para el rescate del lago de Texcoco.

El próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, detalló que en la reunión el gobierno en transición se comprometió con los empresarios a pagar los gastos no recuperables equivalentes a los 40 mil millones de pesos y aseguró que las nuevas obras se van a licitar.

A la reunión asistió Antonio Gómez, director general de grupo Carso; Olegario Vázquez, de Prodemex; Guadalupe Phillips, de ICA; Hipólito Gerard, de GIA; y Héctor Ovalle, de Coconal, entre otros.

Así es que para apaciguar las aguas, López Obrador cayó en la política de callar inconformidades con contratos.