#AudioColumna: ¡No hombre! ¡Si todo es cuestión de actitud!

Por Adriana Braniff

 

Andrés Manuel López Obrador pidió que se tomen con humor las decisiones del gobierno entrante, es decir, las suyas; ¡claro! , avaladas por el Congreso, que de ninguna manera es florero ni está de adorno. ¿O sí?. Flojitos y cooperando con las decisiones que el nuevo gobierno tome, avaladas por el pueblo sabio porque siempre sabe lo que el Presidente quiere. Para no hacernos bolas, pidió que tomaran las cosas con una buena actitud. ¡Caray!, sumémonos todos a la alegría de la cuarta transformación y dejemos que la felicidad fluya.

Esas son aptitudes como coach motivacional al estilo Miguel Ángel Cornejo. Después de haberles cancelado la obra en Texcoco, se reunió con 16 de los contratistas del NAIM y todos salieron muy bien y de buenas. Es más, tal fue la buena vibra que les inyectó nuestro futuro Presidente, que ninguno piensa interponer demandas o querellas legales.  ¿Qué son 120 mil millones de pesos tirados a la basura en aras de una buena relación?  AMLO, tan agradecido quedó de esta actitud, que ya les prometió que los va a invitar a participar en otros. Lo que si no les pudo asegurar que los vaya a dejar inaugurarlos.

La escena me recordó al niño que sale del pediatra como coladera de tantas vacunas, pero feliz porque le dieron su paleta por bien portado. Que bonito empieza la relaciona gubernamental-empresarial. Todos cooperando, con buena actitud y de buenas.

AMLO sí es todo un líder si lo medimos con las sabias palabras que publicó en una de sus ediciones la revista Enterpreneur. Decía el filosofo chino Lao Tzu, “Un líder es aquél que cuando su trabajo está  hecho y su meta cumplida, el pueblo dice: ¡Lo hicimos nosotros!”

 

Peace and Love

@adrianabraniff