Por Pedro Ferriz de Con

Muy corto se están quedando en el Senado de la República al proponer solo una reducción del 50 por ciento a las prerrogativas que reciben los partidos políticos, ya que es necesario una reforma electoral de fondo que contemple la eliminación total de los recursos públicos que reciben, desaparición de los plurinominales y destitución de los actuales consejeros del INE, así como verdadera ciudadanización de las instituciones electorales.